Nuestros Pacientes son nuestra familia.


MICRONUTRICIÓN

La Micronutrición es la rama de la Nutrición que estudia el impacto de los llamados MICRONUTRIENTES sobre nuestro cuerpo y nuestra salud. 

Los alimentos están compuestos por:

  • Macronutrientes:  hidratos de carbono, proteínas y grasas. Se llaman así porque están en mayores cantidades
  • Micronutrientes:  son las vitaminas, minerales, oligoelementos, ácidos grasos y aminoácidos.  Están en mucha menor cantidad, pero son indispensables para la asimilación, transformación y utilización de los macronutrientes.

Todos estos principios activos son fundamentales para un funcionamiento óptimo del organismo y para reforzar el sistema inmunológico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como "un estado completo de bienestar físico, mental y social que no consiste solamente en una ausencia de enfermedad". Por tanto, un comportamiento saludable ha de incluir la suplementación con estas sustancias tan necesarias e imposibles de obtener en cantidad suficiente incluso aunque nuestra alimentación sea muy completa. Actualmente la dieta es cada vez más pobre en micronutrientes por los métodos de cultivo de los alimentos, el uso de pesticidas, el refinado, los procesos de extracción, conservación  o por la manipulación y cocción que se realiza en casa.
Un déficit de micronutrientes en nuestra dieta, puede desencadenar numerosas alteraciones y desequilibrios moleculares que se pueden corregir con la administración apropiada en cada caso.
Es importante que tanto la pauta como el seguimiento de la suplementación se lleve a cabo por parte de un médico especializado en esta disciplina.




¿Dónde encontramos los micronutrientes?

  • Las vitaminas: son 13 micronutrientes -además de la provitamina A-, indispensables para el desarrollo del organismo. Se encuentran en todos los alimentos.
  • Los minerales y oligoelementos: magnesio, calcio, potasio, selenio, zinc... Todos ellos elementos químicos presentes en nuestro cuerpo y que participan en la formación de los órganos, músculos, dientes o fluidos.
  • Los ácidos grasos: los encontramos en los lácteos, aceite, mantequilla, pescado, carne, huevos... Pueden ser saturados o no saturados (principalmente el Omega 3 y el 6). Los saturados deben restringirse porque pueden afectar negativamente al sistema cardiovascular. Por contra los ácidos no saturados solo tienen efectos beneficiosos.
  • Los aminoácidos: son sustancias químicas que construyen las proteínas que forman los músculos, tendones, hormonas, encimas, uñas o pelo. Existen dos tipos principales de aminoácidos, esenciales y no esenciales. Los esenciales son aquellos que no puede fabricar nuestro organismo y que se obtienen a través de la dieta, y los no esenciales son los que sintetiza nuestro organismo a partir de otras sustancias.

 

¿Cuándo es necesaria la micronutrición?
 
Son muchas y muy diversas las situaciones en las que es necesaria o muy recomendable la suplementación con micronutrientes.

  • Estados carenciales al realizar una dieta, en momentos de estrés, recuperación tras cirugía o convalecencias.
  • Exigencia nutricional en momentos en los que nuestro organismo está sometido a mayor desgaste como ejercicio intenso, exámenes, oposiciones...
  • Situaciones hormonales especiales: embarazo, lactancia, menopausia, síndrome premenstrual.
  • Síntomas inespecíficos como el cansancio no justificado, dificultad para dormir, irritabilidad, cefaleas, digestiones pesadas, eccemas.
  • Como complemento en tratamientos corporales como es el caso de la celulitis, la grasa localizada, la retención de líquidos y la flacidez.

 
Una alimentación sana, actividad física regular, una correcta suplementación nutricional y saber disfrutar de la vida son pilares fundamentales para alcanzar un estado saludable y de equilibrio vital.




Mens sana in corpore sano


Esa frase que has oído muchas veces y que siempre has pensado que sonaba bien, ¿te has parado realmente a pensar en su significado? 

Estar divina no sólo se consigue con inyecciones y tratamientos, además es importante prepararnos mentalmente para los cambios desde dentro.
Tener una salud mental fuerte es la base para el éxito de cualquier cambio. Nadie puede ser feliz a través de un nuevo corte de pelo a menos que ese corte de pelo sea el reflejo de cómo nos sentimos por dentro.
Todos hemos escuchado la expresión vestirse para el trabajo que quieres y no para el que tienes, pues esa es otra manera de decirlo. Necesitamos estar en armonía desde dentro y una vez hemos encontrado ese momento en que decimos Yo soy así, me acepto y me quiero, nos gusta que nuestro exterior lo refleje. 

Contacto

España

He leído y acepto la política de privacidad.